¿Puedes sentirte identificado con el dolor?

2 lectura de minutos

La credibilidad es crítica para las relaciones saludables, y generalmente tomamos la experiencia o el conocimiento de alguien como la medida de esa credibilidad. Como cristianos, ¿cómo nos convertimos en creyentes fiables cuando seguimos siendo seres humanos desordenados e imperfectos?

≪El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado.≫ — Salmos 34:17–19 (NTV)

La realidad es que muchos de nosotros hemos venido a Jesús como personas quebrantadas. Ya sea por un fracaso amoroso, fallas o inseguridades, comenzamos nuestra relación con Jesús al reconocer el quebrantamiento en nuestro mundo y en nosotros mismos.

Al mundo le gusta mirar nuestro dolor y usarlo contra nosotros, pero Dios desea encontrarse con nosotros en medio de esa situación.

Podemos compartir nuestra fe con confianza porque solo en la libertad que recibimos a través de una relación con Jesús podemos defender y proclamar: ≪Estoy roto y está bien≫. Dios es quien llena los vacíos en nuestros corazones, cura nuestras heridas y crea un hermoso futuro a partir de nuestro desordenado pasado.

La realidad es que aunque siempre nos faltará algo, Dios siempre llenará ese vacío. Jesús nos ama mientras estamos rotos, pero no nos deja rotos.

Mientras más tiempo pasamos con Él y nos rendimos a Su voluntad diariamente, Él nos transforma en lo que Él quiere que seamos.

Cuando no tenemos miedo de mostrar nuestro a los demás, ellos tienen la oportunidad de ver a Jesús en nuestras vidas y acercarse a Él. El dolor es una experiencia humana con la que todos podemos relacionarnos. ¿Por qué no entablas una conversación esta semana y compartes sobre la gracia de Dios con un amigo?

Viviendo como pacificadores

yesHEis
2 lectura de minutos

Viviendo como pacificadores

yesHEis
2 lectura de minutos

¿Por qué Dios permite la maldad?

yesHEis
5 lectura de minutos

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *