Regla de vida: Mantén tu cordura mientras sales de la cuarentena

3 lectura de minutos

La cuarentena ha destacado lo grandioso y no tan grandioso, y nos ha ayudado a encontrar momentos agradables de descanso y recreación. En general, hemos hecho menos; pero hemos aprendido más acerca de nosotros mismos y hemos recordado lo que realmente importa.

Para ayudarte a navegar por el mundo posterior a la pandemia, aquí hay unaRegla de vida,inspirada por la Iglesia de Bridgetown. Una regla de vida es un conjunto de prácticas simples destinadas a proteger tus hábitos, guiar tu vida y mantenerte espiritualmente conectado mientras caminas sin guía hacia tu nueva normalidad.

10 prácticas simples para ayudarte a ingresar a tu nueva rutina

1. Comienza el día en oración y lectura de la Escritura

Comienza el día en oración y lectura de las Escriturasantesde cualquier cosa digital, como Instagram, las noticias o la televisión. Simplemente comienza el día en silencio con Dios.

2. Crea un ritual de gratitud

Dirige tu atención a las cosas por las que estás agradecido. Puedes escribirlas todas las mañanas o compartirlas con tu familia o amigos.

3. Manténte en contacto

Establece contacto con amigos cercanos, familiares o colegas. Este es un momento para que acerques a los demás, a través del beneficio de la tecnología, no para volverte más distante.

4. Ten una ≪práctica focal≫

Encuentra una actividad en la que puedas concentrarte por completo sin distraerte o preocuparte por las condiciones del mundo exterior. Puede ser: jardinería, cocina, lectura, arte, cerámica, ajedrez, etc.

5. Haz ejercicio o sal a caminar

Si es posible, mientras mantienes un distanciamiento social adecuado, haz ejercicio o sal a caminar por tu vecindario. El aire fresco, la naturaleza y la actividad son buenos para tu cuerpo, mente y alma.

6. Minimiza tu exposición a las noticias

El ciclo de noticias se mueve a un ritmo rápido, pero nuestro ritmo interno no está destinado a vivir a esa velocidad. Limita tu consumo. Dos veces al día es suficiente. Considera poner una alarma: una en la mañana y otra por la noche.

7. Limita tu tiempo frente a la pantalla y las distracciones

Es muy fácil disfrutar de las distracciones a medida que nos adentramos en lo desconocido, porque nos brindan consuelo. Encuentra formas de limitar tu consumo de cosas como alcohol, redes sociales, televisión, azúcar, quedarte despierto hasta tarde, etc.

8. Escucha las indicaciones del Espíritu Santo

El Espíritu Santo te equipa con toda la guía y el poder que necesitas para vivir tu fe. Pídele que te hable y escucha sus indicaciones. Una vida guiada por Él es una vida fructífera con una misión.

9. Vive con una misión

Comprométete a vivir tu fe de forma práctica en sociedad con el Espíritu Santo. Comprométete a preguntarte: ¿con quién puedo hoy compartir a Jesús?

10. Comprométete a descansar el sábado y a unirte en adoración virtualmente

Mantén tu rutina de practicar el descanso sabático (o para comenzar uno por primera vez). Y únete virtualmente con tu iglesia todos los fines de semana. Adoren juntos, aprendan de las Escrituras y creen espacio para el Espíritu Santo.

Tu vida es el subproducto de su estilo de vida; y desarrollar una regla de vida es una base increíble para construir una vida centrada en lo mejor. Cuando comiences a entender tu nueva normalidad, recuerda, ¡puedes hacerlo y Dios está de tu lado! Creemos en ti.

El desafío 3.3.30

yesHEis
1 lectura de minutos

Viviendo como pacificadores

yesHEis
2 lectura de minutos

Viviendo como pacificadores

yesHEis
2 lectura de minutos